viernes, 30 de enero de 2009

El muerto


Hoy vi un muerto.
Iba por la calle con la moto y pase por un lugar, en la mitad de la cuadra, donde habían parado tres patrulleros y había mucha gente alrededor mirando. Habían cercado la zona con una cinta amarilla. En el piso yacía un cuerpo tapado con una bolsa de plástico negra, tipo las bolsas de basura. No me detuve, mientras pasaba vi las piernas del cuerpo. Eran piernas de hombre. Un hombre que poco antes vivía. No me hacía diferencia si era un delincuente abatido por la policía, si era un tipo que se suicidó tirándose por el balcón o si simplemente era una persona que caminaba por la calle cuando le dio un paro cardíaco.
Era un cuerpo muerto, vacío, obsoleto. La curiosidad acumulaba genete alrededor del hecho. Nos llama la atención la muerte y no veo morbosidad en ello, como es el lugar común. A todos en algún punto nos interesa saber cómo seremos nosotros cuando nos llega ese momento. Ver un cadáver es una manera de aprender sobre el hecho inevitable de la muerte.

2 comentarios:

Jole dijo...

Yo no hago otra cosa que ver muertos todo el tiempo! Como Sexto Sentido, I see dead people, they everywhere, they think they are alive!

Walter L. Doti dijo...

Buen blog! Lo incorporé a la lista del mío. Cópese e intercambiemos comentarios.

Le voy a enviar - si le interesa - el primer capítulo de una novela que estoy escribiendo, donde narro mi primer contacto con un cadáver, a los ocho años. Fue una sensación muy parecida a la que describe.