miércoles, 18 de febrero de 2009

Ejemplo de diseño sonoro

Alguna vez llamada "la película más atemorizante de todos los tiempos", filmada en 1973 y remasterizada en 2000, "El exorcista", de William Friedkin, es una joya del terror cinematográfico. A los varios recursos visuales contundentes y a la notable fotografía, se le suma el increíble diseño sonoro que hace que uno sienta escalofríos a cada momento, sin necesidad de efectos berretas o tramas pobres como por ejemplo la última de Romero "Diario de los muertos".
"El exorcista" se mantiene vigente en el tiempo como una de las grandes películas de horror del cine, por su gran trabajo actoral y técnico.

2 comentarios:

Cintia Fritz dijo...

El exorcista y El resplandor son dos de las mejores películas de terror de todos los tiempos. Y las únicas que miré porque tenía que mirarlas. Que me muero de miedo con las pelis de terror, yo...

Patto dijo...

Son cosas distintas, me parece que no se pueden comparar.