miércoles, 24 de septiembre de 2008

Diego

Es lindo cuando uno recibe una buena devolución de un trabajo que hizo. Las mejores devoluciones son las sinceras, en lo que gustó y lo que no gustó, ésos son los comentarios que ayudan a mejorar el trabajo. Ayer tuve el privilegio de recibir una extensa devolución de mi documental (que ahora se llama simplemente "Helio") de parte de Diego Trerotola, que me aportó su valioso punto de vista.


1 comentario:

[Marto] dijo...

Los que nos dedicamos al cine, aunque sea en parte sabemos lo complicado que es llevar adelante una producción.
Y si bien un documental es diferente a una ficción, el hecho de verlo terminado y en pantalla es inigualable.
Celebro el proyecto y espero tener ua segunda chance de verlo ya que a la primera no pude asistir.
Y la crítica de alguien que uno considera importante es un punto crucial.