lunes, 22 de diciembre de 2008

contramano


Ya no hay útero donde volver.
Abandone toda esperanza todo aquél que se haya metido en esta vida.
No hay amor ni sexo ni droga ni dios que te ponga de nuevo en ese lugar.
Estás afuera y no hay nadie que te cuide.
Sólo estás vos.
Vos estás solo.

Ahora qué vas a hacer?

1 comentario:

Patto dijo...

¿Escribir al respecto?