viernes, 21 de noviembre de 2008

derroche

Redistribución es invertir una parte de la tonelada de plata que costó hacer "007: Quantum of solace", bodrio carente de todo encanto, para financiar una nueva película de Adrián Caetano.

6 comentarios:

Cintia dijo...

Supongamos, su-pon-ga-mos que tenés razón, que la de oo7 es un bodrio y todo eso, pero yo estoy tan fascinada con Daniel Craig, que no me importa nada nada nada todo lo malo que diga nadie de la película.

Abrazo.

Tomás Grounauer dijo...

Ja! Pero todo bien con Daniel Craig, es un Bond buenísimo y la anterior que hizo me gustó.

Fue eso lo que me llevó ayer a ver cómo seguía la historia. Pero padecí durante 2 horas uno de los episodios menos interesantes y más pobres argumentalmente de la saga.

Igualmente, creo que te vaya a convencer de no verla... je. saludos!

Adolfo Calatayu dijo...

El oso rojo,para serte franco,me pareció genial...incluso en alguna escena se me piantó una lágrima;sabés? me recordó "Noches sin lunas ni soles" bodrio colosal que solo yo soporto,y que banco a muerte.
Saludos

Tomás Grounauer dijo...

Adolfo: gracias por pasar, somos varios los cinéfilos por estos lados.
Saludos!

laura dijo...

no soy cinéfila, pero igual me animo a decir que no comprendo a la gente q gusta de las películas 007. ya seeee, no se enojen. pero ¿de verdad? ¿de verdad lo de la anterior?
nada, nada, no me pasa nada. me fastidian.

Tomás Grounauer dijo...

Es un género, Laura. Cuando entendés que es un chiste y que todo pasa por ver cómo zafa de situaciones imposibles, se hace divertido.

Así y todo, esta última es un bodrio importante.