viernes, 28 de noviembre de 2008

La historia

La historia de un hombre que escribe y se acerca cada vez más a su verdad. Cuanto más avanza en el descubrimiento a través de la escritura, menos movilidad tiene cuerpo. Con el tiempo conquista verdades más profundas, pero el esfuerzo para escribirlas es cada vez mayor.
Llega el momento en el que está completamente inmóvil y ha llegado a ser un sabio. Deja de tener la necesidad de escribir. Levanta la vista del papel, ve el sol bajando por la tarde.
Puede escuchar el silencio.

3 comentarios:

Cintia dijo...

En otro momento te hubiese dicho: la verdad no me parece que tenga que ver con la inmovilidad y con lo que se muere y termina...

Ahora te digo: es preciosa la imagen que escribiste. Pre-cio-sa.

kika dijo...

muy zen
nice..

Patto dijo...

Excelente!
Todo un Equilibrio.