viernes, 31 de octubre de 2008

cerveza

El objeto "vaso de cerveza servida hasta arriba con espuma" es bello. El color oro lo hace especial. Lo blanco de la espuma coronando la bebida es el cierre perfecto. No me gusta mucho la cerveza, pero estéticamente es una obra de arte. ¿Por qué no? Tan importante como la Gioconda o el David de Miguel Angel, el chopp de cerveza es arte moderno servido en un vaso helado.

5 comentarios:

carmela dijo...

Y en verano se pone más bella. Como que florece (?).


saludos

Café (con tostadas) dijo...

y, para más, está cerca de casa, se puede tocar y, si se comparte con amigos crea momentos mágicos!

salú

[Marto] dijo...

Las propagandas de Quilmes deben ser muy buenas.
Porque cuando veo una imagen como la que describís me da ganas de tomerme una Birra helada. Y no me gusta la cerveza! Para nada!

como envejece mi campera dijo...

El vaso de fernet no tiene nada que envidiarle tampoco.

Gally dijo...

Amén