martes, 14 de octubre de 2008

Gabo Ferro

Floresta, Buenos Aires. Photo by me

Cuando crezca seré un prodigioso carpintero
un hombre poderoso de mirada serena
con cuerpo de niña curiosa y atenta.

Calmare mi anotojo y construiré
para mi mismo mis propias muñecas
sólo con mis dedos lijaré su piel
para que guardemos la resina fresca.

Me enamoraré de una buena costurera
una mujer diestra, una buena mujer
con cuerpo de niño y manos bien dispuestas.

Yo la amaré y la protegeré
de todo el terror de la naturaleza
ella me amará y coserá para mi
los mejores vestidos para mis muñecas

Ella será sabia y sabrá sonreir
cuando le griten niño costurera
dirá que nada importa si estamos enteros
niño costurera y niña carpintero.

("Costurera y carpintero", de Gabo Ferro)

2 comentarios:

Meche dijo...

Genial.

PS: Muerte a la verificación de palabra.

Tomás dijo...

La verificación es medio plomo, es verdad. Pero tiene dos bondades: la principal es que filtra el spam, y la otra es que el que realmente quiere comentar hace el esfuerzo.

Gracias por el comment!